La lenta vía de las máscaras

Por Laura Isola

“Doble residencia”, la muestra de fotografías de Juan Carlos Romero, participa de un complejo entramado de ficciones y etimologías. En sustancia, es una exhibición acerca de las posibilidades, y hasta de la trayectoria, de este gran artista argentino.

El espejo y la máscara son, en el cuento así titulado de Jorge Luis Borges en el Libro de arena, los dos primeros regalos que recibe el poeta por cada una de las dos odas que le escribe al rey. “Quiero que cantes mi victoria y mi loa. Yo seré Eneas; tú serás mi Virgilio. ¿Te crees capaz de acometer esa empresa, que nos hará inmortales a los dos?”. Y lo hace, maravillosamente bien, en las dos oportunidades, y esos obsequios que hablan de la repetición, y que Borges usó una y otra vez en sus cuentos y pensamientos, son las ofrendas perfectas.
La reproducción de la imagen, que llega al infinito, del primero, y la duplicación del rostro, que tapa y exhibe, en la máscara. No por nada, los etnólogos estudiaron su uso en la historia del hombre al momento de la autoconciencia, la conciencia de sí, además de sus usos múltiples en rituales y entretenimientos, por mencionar algunos. De hecho, hay una etimología posible de esta palabra que la vincula con mascus, masca, en el latín no clásico que significa “fantasma”.
Doble residencia, la muestra de fotografías de Juan Carlos Romero participa de algún modo de este entramado de ficciones y etimologías. Pero también es una exhibición sobre las posibilidades, y hasta de la trayectoria, de este gran artista. Por un lado, Romero abre y cierra la serie con su rostro descubierto, a cara limpia, sobre fondo negro. El tránsito de una máscara a otra que se va a dar en el resto de las imágenes es un señalamiento a ese devenir otro, a esa metamorfosis que nos oficia como un cambio de piel o un ciclo vital.
Por el otro, estamos en presencia, además, del registro de una performance. Entonces, Romero no sólo expone su hecho artístico sino que posibilita una lenta biografía. El artista multifacético que es y viene siendo desde la década de los años 50, cuando empezó a indagar las formas del arte, al tiempo que trabajaba como técnico telefónico. Esos cambios, en los que deja de ser uno y se transforma en otro, indican la acumulación de experiencias: el arte cinético, el diseño gráfico, el arte correo, las intervenciones urbanas. No es que las máscaras signifiquen algo de eso literalmente. Más bien en esa narración que va uniendo una sintaxis de imágenes, que descoloca y reubica, que va y viene, por nuestros ojos y nuestros afectos.
En el primer piso que ocupa la galería Walden, Juan Carlos Romero es una presencia que rebasa lo doble. La exhibición es proliferante y Romero está en varios lados, todo el tiempo. Es poeta de una época que, todavía, no ha terminado. Menos para loas a un soberano que para indagar en los escombros y de ahí en nombre del grupo que formó en 1988 para usar “lo que quedaba”, los restos, después de la última dictadura. No es el espejo, su presente, en tanto obsequio o período. Es la fotografía, su sucedáneo en este sentido, que logra revelarlo y multiplicarlo. Arrojarlo, como siempre, hacia el futuro, con una asombrosa delectación de su sentido.
A su vez, Romero resuena en otros lados de la Ciudad: con una obra en Conexión Sur, una de las partes de Orozco, Rivera, Siqueiros en el Museo de Bellas Artes y con un vínculo insoslayable con Edgardo Vigo en la década del 70 que tiene su muestra por estos días en el Mamba. En este punto, casi como un homenaje obligatorio a dos grandísimos artistas del concepto, la idea y la práctica.
El cuento de Borges termina con el tercer (y último) himno épico que el poeta le cantará al rey, que es secreto y casi no tiene texto. Apenas una línea pero con la que se consuma la totalidad del acto bello. Los riesgos son, se sabe, la locura y la muerte. De nuevo, dos presencias con las que algunos artistas se desafían insistentemente.

(Consulta este artículo en: http://www.perfil.com/cultura/La-lenta-via-de-las-mascaras-20160618-0053.html)

Luz María Bedoya en GARúA

"Nota a pie de página para las predicciones del tiempo" 

14-4 / 29-4 2016    GARÚA        Calle Miraflores 110, Barranco, Lima, Perú

Garúa es un proyecto independiente sin fines de lucro. Tiene un espacio en Barranco con un programa de exhibiciones permanente. Su brazo editorial se enfoca en la publicación periódica de ensayos críticos y conversaciones. 

Notas a pie de página para las predicciones del tiempo es la muestra que presenta Luz María Bedoya en Garúa. Para conocer las piezas expuestas, consulta aquí.  

José Luis Landet /// FLORA Ars + Natura - BOGOTA

FLORA lo invita a la puesta en público de los procesos de Abbas Akhavan y José Luis Landet.

 

El 31 de marzo a las 6pm, se inaugurará la presentación pública de las reflexiones que el artista residente de Toronto, Abbas Akhavan (Teherán, Irán, 1977), logró cultivar durante su participación en el programa de residencias de FLORA ars+natura. En esta ocasión, Akhavan comparte al público su aprendizaje a través de conferencias, visitas guiadas y una particular intervención artística en el techo del edificio de FLORA. Esta obra, aunque se presenta en torno al espacio de FLORA y en ciertos matices, en relación al contexto sociocultural actual de Bogotá, responde a una estética, bagaje y léxico previos, propios de la obra de Akhavan.

Curada por Abaseh Mirvali, la residencia y la posterior presentación pública de sus resultados fueron realizadas con el valioso apoyo de José Roca, Director Artístico de FLORA.

La intervención en el techo de FLORA estará abierta del 31 de marzo de 2016 al 24 de junio de 2016. Como parte del proceso de residencia de Abbas Akhavan y la labor curatorial de Abaseh Mirvali durante todo este período, habrá una serie de actividades en el espacio de FLORA dirigidas por ambos.

 

Agradecimientos:


Agradecemos a FLORA ars+natura por haber impulsado la residencia de Abbas Akhavan en su sede en Bogotá y por invitar a Abaseh Mirvali como curadora de la presente puesta en público de procesos.
 
La residencia y la presentación de las reflexiones de Abbas Akhavan en FLORA ars+natura no hubiese sido posible sin el generoso apoyo de nuestros patrocinadores: Canada Council of Arts, Ontario Arts Council, Debra y Barry Campbell, Yvonne y David Fleck, Sue y Bill Kidd, Susie y Vahan Kololian, y Steve Wilson y Michael Simmonds, a quienes extendemos un agradecimiento especial.

 


¿De dónde viene el paisaje?


José Luis Landet (Argentina, 1977), ganador de la beca Navone/ arteBA 2015, realizó una residencia en Honda y Bogotá, durante la cual continuó con su proyecto sobre Gómez, un pintor ficticio argentino, quien camino a su exilio a México pasa y se instala por un tiempo en Honda.

La presentación en FLORA constará de una charla del artista y una instalación compuesta por pinturas, objetos cotidianos, fotografías, cartas, postales, escritos, revistas y libros que forman parte de los hipotéticos materiales con los que Gómez trabajó en Honda.

El trabajo de José Luis Landet involucra diversos modos de operar y asimilar procesos culturales atravesados por acciones sociales, políticas e ideológicas, por medio del cual investiga sobre vestigios o desechos socioculturales.



Jueves 31 de marzo de 2016
6:00 p.m.

 
FLORA ars+natura
Calle 77 # 20C-48, Bogotá