Ariadna Pastorini. invitación, Museo de la Ciudad

 

La intervención del arte moderno al patrimonio de un museo no sólo puede producir una revalorización de los objetos en sí, sino que puede generar una nueva mirada y por ello un nuevo significado. Tal vez este sincretismo va más allá de un diálogo entre dos épocas, tal vez propicia un nuevo lenguaje y nos llega para rehacer una relación con el legado de nuestra historia.

Ariadna Pastorini bucea en el patrimonio del Museo de la Ciudad y se detiene en los márgenes de la colección, pero la instalación es mucho más que una serie de escenas, es la inmersión en un universo con trayectoria. La visión de los conjuntos permite tener la perspectiva de un viaje estético.

En las escenas prima el sentido del gran relato; uno hecho de relatos más pequeños, de la tensión, del contraste o de las continuidades como principios constructivos.

La flexibilidad en la apropiación de los objetos elegidos sitúa a Pastorini como hacedora de nuevas y extremas asociaciones, sin embargo no es caprichoso que la artista se reencuentre aquí con su tradición y su recuerdo, aún cuando hay algo imaginario en esa evocación. Un recuerdo que no es.

De su obra puede hablarse en términos formales, pero hay algo fundamental: su peso. Y ese peso es registrable con la inmersión en el espacio, que en realidad es el único instrumento. Lo demás son las reacciones, propias o ajenas, frente a este: la relación de las personas con ese ‘”universo – espacio” pactado.

Hay conocimiento y profundidad para abordar los espacios engarzándolos como joyas, formas sutiles de la sensibilidad y también obsesiones: la velada fascinación, la caprichosa belleza y una tenue crueldad.

Alejada de la moral social, el registro de su época parece asomarse a los abismos más extraños de su imaginación. Paisajes exóticos y romanticismo lánguido y decadente aparecen en su deseo acompañados en abundancia de personajes perversos y gozosos.

Sus asociaciones son extravagantes y hasta a veces crueles y violentas, subversivas, pero no se preocupa por encontrar motivaciones secretas, ni trazar alguna clase de psicologismo. El goce está en la  presentación. La visualidad de su obra es absoluta. Lo esencial es lo que ven los ojos, parece decir, pero en sus texturas y sus brillos esa predilección por los reflejos es algo más que una descripción lateral. Es la sombra, lo que no puede ser demasiado iluminado, lo que sólo podemos entrever, lo que transmite una turbación extraña, magnética, “abierta”.

MUSEO DE LA CIUDAD

Sabado 27 de agosto, 17 hs

DEFENSA  223

 

Luz María Bedoya en POST/FACIO. Melancolías de la violencia

Lugar de la Memoria, la Tolerancia y la Inclusión (LUM) presenta su segunda muestra temporal “Postfacio. Melancolías de la violencia. Video peruano postguerra/trasdictadura (S. XXI)” que expone una serie de videos de artistas peruanos que reflexionan en torno al tema de la corrupción y los años de la violencia en el Perú.

La muestra, que está bajo la curaduría de Gustavo Buntinx, expondrá los trabajos de: Miguel Aguirre, Luz María Bedoya, Angie Bonino, Patricia Bueno, Susana Torres Márquez (en colaboración con Patricia Bueno), Íntegro (Óscar Naters / Ana Zavala), Diego Lama, Chiara Macchiavello, Alfredo Márquez, José Luis Martinat, Silvana Pestana, Santiago Quintanila, Carlos Runcie Tanaka, Giancarlo Scaglia, Moico Yaker y Maya Watanabe.

Los videos seleccionados pertenecen al intervalo temporal que va del año 2000 al 2015. El punto de inicio de esta temporalidad se marca con la aparición del vladivideo Kouri/Montesinos, grabado el 5 de mayo del año 2000 y emitido públicamente el 14 de septiembre del mismo año; evidenciando el sistema de corrupción instalado por el ex asesor presidencial. Este video también forma parte del material expuesto en la muestra, dotándola de un marco coyuntural.

La palabra Postfacio proviene del latín post y del verbo fari (hablar). Como opuesto complementario de prefacio, el término alude a lo que se dice después de lo dicho. O después de los hechos. En ese sentido, la selección de videos expuesta, se presenta como la exploración audiovisual de los últimos años en el Perú, tras dos décadas atravesadas por la violencia y la corrupción.

“Postfacio. Melancolías de la violencia. Video peruano postguerra/trasdictadura (S. XXI)” 

15 julio - 25 septiembre 2016  

LUM (Bajada San Martín 151, Miraflores. Al lado del estadio Niño Héroe Manuel Bonilla, altura de la cuadra 13 de la Av. El Ejército), Lima, Perú. Ingreso libre.

Luz María Bedoya, Dirección, 2006

Luz María Bedoya, Dirección, 2006

FOAM Talent 2016. Gallery Mercatorplein

La obra de Andrés Felipe Orjuela Castañeda forma parte de la muestra FOAM Talent 2016, la cual se exhibe en Gallery Mercatorplein, en Ámsterdam, Países Bajos. 

Nota original

"Gallery Mercatorplein is a temporary photo exhibition in the public space.

For this exhibition, works of the 24 Foam Talents of 2016 are put on display as an introducing preview of their diverse works. The selected artworks have been carefully picked by the editors of Foam Magazine.

After Mercatorplein, the exhibition will be presented during Unseen Photo Fair at the Westergasterrein area in Amsterdam. Unseen is taking place from 23 until 25 September 2016 and the preliminary organised Unseen Festival."

La muestra podrá visitarse del 25 de julio al 29 de agosto de 2016.